domingo, enero 27, 2008

Estoy mayor

Ayer fue el cumpleaños de Hayati y tuvimos fiesta en casa. La pobre se pasó toda la tarde en la cocina preparando aperitivos y postres. Cuando llegaron sus amigos empecé a tomar una cerveza, luego me pasé al vino blanco, una copita y cuando me quise dar cuenta me había quedado dormido en la cama, pero sin pasar por el momento aquel en el que te da por hacer el capullo.
Nunca me había pasado antes. Yo tenía mucho aguante bebiendo, sobre todo, después de mi mili de tres años en la Fortaleza. En cambio, ahora, el alcohol me tumba en seguida y me deja, de recuerdo, una terrible resaca con un dolor de cabeza impresionante.

Estoy mayor.

6 comentarios:

istharb dijo...

jajajaja, ainsss que pena llegar a viejo!!!!!!

Felicidades a la cumpleañera!!!

Un beso

Credendo Vides dijo...

Pues nada, aunque sea con retraso, muchas felicidades para tu Hayati. Y que te recuperes bien de la resaca, q seguro q aún te dura la resaca.
Saludos desde el Inframundo.

istharb dijo...

yo creo que también yo estoy ya muuuuuy mayor!!!! jajajajaja

Un beso

mordandis dijo...

Entonces yo debí crecer siempre mayor...nunca tuve aguante... y tampoco es que me guste en demasía el alcohol.

Bienvenido y sobre todo bien hallado en tu nuevo destino...a tu nueva vida diria. A esta ciudad que ya adorabas antes de llegar. :-)

1beso

Baltasar Aceno dijo...

Faltaría más que el único que se hace mayor fuera yo...
La resaca es mala pero evitar la fase de hacer el capullo es un gran logro.
Abrazo

Pepe Codorniú dijo...

Jajaja... hace tiempo que no te leía. No sé yo si es cosa de la edad, o que has dejado la fortaleza para beber en campo abierto. Ya sabes: Madrid.

En fin, date una vuelta por Lavapiés, que hay buenos maestros.
Saludos.